¿Podemos encontrar un Confucio en nuestra tradición?

confucio.jpgEn la revista de El Sábado aparece este reportaje "Confucio, el humanista revive en China", nos muestra como después de una larga persecución contra el pensamiento de Confucio, el gobierno chino ha comenzado un rescate de su figura.

Las razones que se indican son las que me llaman la atención, es la preocupación de sus líderes y pensadores por su País, un pais donde se ha vivido una profunda transformación en su desarrollo económico y pautas de consumo.

Su diagnóstico es simple, este desarrollo económico necesita fundamentos éticos en los cuales sustentarse, se han propuesto impulsar el concepto de una "sociedad armónica". Una armonía que llama a los individuos al auto perfeccionamiento ético.

Su ética, es la ética de la convivencia, a Confucio se le atribuye "No hagas a otro lo que no quieres para ti", puso énfasis en que el cambio se logra educando a los líderes

El autor del artículo señala que sus valores no se oponen en nada a las enseñanzas de Jesús, indica que el problema es con la estructura política de la Iglesia Católica.

Me impacta positivamente que los gobernantes chinos hayan visto que no basta el crecimiento económico, que se requiere sustentarse en la convivencia ética, si hubiésemos puesto este énfasis, seguramente no habríamos visto el episodio del jarrón de agua arrojada a la ministro de educación.

El otro punto que me llama la atención, es que el fundamento ético lo encuentran buscando en sus raíces históricas.

Me parece que en base a estos dos puntos sería posible generar un programa de gobierno para un candidato, al menos para uno que a mí me gustaría, un pilar basado en un desarrollo económico y en auto perfeccionamiento ético, y buscando el ejemplo en sus orígenes, posiblemente podamos encontrar ejemplos de convivencia ética en la cosmovisión mapuche, o en nuestros Padres de la patria

 

 

 

 

|

Comentarios

Interesante tu articulo.

Más me gusta tu postura al respecto.

Cariños

 

Pati T.

...Quien no comprende una mirada, no comprenderá una explicación...

Responder

Amigo, no había leído entero este artículo. No entendí muy bien hacia dónde vas con el artítulo, sin embargo coincido que problemas como el de Música se basa en una falta de autoconciencia... camino básico a la actuación ética. Lamentablemente los estudiantes, según yo entiendo, en vez de aplicar la muy sabia enseñanza de Confucio acerca de no hacer con otros lo que no le gustaría que hicieran a uno... están aplicando del modo más concreto la Ley del Talión= guanaco x jarrón.

Difícil esto de una ética 'compartida'. En China llegaron a una ética común pasando, además de por una cultura milenaria basada en el respeto y el actuar ético, por un regimen que impuso un modo de conducta contra terribles sanciones... hecho que, a mi parecer, acarrea más un comportamiento ordenado que un acto ético, basado en la autoconciencia.

Da para darle muchas vueltas. Sí, me parece que el 'jarrón' está de moda... los cara'e jarro, el jarronazo... llama la atención!

cariños, Fran.

Responder

Realmente lo más hermoso que podemos aprender y transmitir en lavida son todos aquellos aspectos éticos que se van arraigando en nuestro criterio a medida que ella transcurre y es tan-importante el aperndizaje de todoslos valores fundamentales de la existencia que aunque los niños se revelen ante ellos, los jóvenes conociéndolos se resistan a apreciarlos y los adultos traten de excluírlos de su manera de convivencia, siempre aunque sea en el momento menos pensado, esos aspectos éticos sembrados muy dentro de nosostros en la niñéz, sabrán aflorar como el fruto luego de la flor.Es por ello que no debemos desmayar en el propósito de inculcarlos.Cada día debemos transmitir experiencias positivas y llenar el mundo entero de buenos propósitos, todos!, cada uno desde el lugar en el cuál se encuentre, pués si cada uno de nosotros se preocupa por dar el mejor de sus aportes en tal sentido, en cada pequeño mundo surgirán pequeñas transformaciones y luego uniendo todos esos pequeños mundos, podrían enriquecernos el alma , el espíritu y así llenarnos de amor y buenos principìos que nos permitan no hacer a otros lo que no queremos que nos hagan, para sí convivir de una manera menos egoista y pensando más en que todos los que han estado ya no están , los que estamos un día ya no estaremos y estarán todos aquellos a quienes quizás hoy aún no conocemos.

Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar