Mas que una mujer TOP, una maestra

En Emol, mujer, aparece una entrevista a Carmen Cordero, una maestra en que he encontrado la mayor coherencia y expansión de los múltiples caminos que he explorado, que me ha mostrado, hecho sentir e integrar nuevas dimensiones de sabiduría, y que me ha sido relevante en momentos de alta confusión.

Me da mucho gusto tener la oportunidad a través de esta entrevista, poder compartir a través de este blog, muchas de las cosas que de ella he aprendido, y a las que he hecho referencia en varios post

Al principio tengo la idea de extraer algunas de sus frases que le he escuchado antes, y que poco a poco he ido integrando, corporalizando, pero me encuentro repitiendo casi todo y prefiero invitar al lector a tener por el mismo la experiencia.

Me quedo con la invitación a la humildad, de nuestra incapacidad para controlar todas las variables, y menos sus resultados, la posibilidad de cambiar yo en la medida que siento mi cuerpo, aprendí la palabra propiocepción, y como al cambiar yo, cambia mi mundo externo, no es separado.

La invitación a reconocernos, hombres y mujeres, biologicamentes diferentes, que expresamos distinto las emociones, y desde ahí lo maravilloso que resulta el integrarnos

Y como practicante de meditación, me ilumina cuando nos muestra que al tener culturas tan distintas, tenemos cerebros distintos, correlaciones sensomotoras distintas, somos cuerpos distintos, y por tanto lo que para ellos les resulta, puede que no sea suficiente para nosotros, si no lo complementamos con otras prácticas.

Desde ahí nos invita a no descalificarnos ante Oriente, reconocer que tenemos un gran desarrollo de nuestra cabeza, pero el camino no es achicarla, sino hacer crecer nuestro cuerpo, agrandar nuestra percepción consciente. Como la ciencia nos está abriendo un camino maravilloso a la espiritualidad.

Nos indica que nuestra cultura ha desarrollado la ilusión de controlar nuestras emociones, las emociones mamíferas vienen con el cuerpo, son innatas, no se pueden controlar y el querer controlarlas se entra en el miedo, indica que Occidente vive en el miedo al tratar de tener todo bajo control, y en la práctica controlamos sólo el lenguaje, ya que el cuerpo sigue su devenir.

Y termina indicando la posibilidad de liberarnos de la arrogancia de esta cultura controladora. Si yo tengo la percepción de mi existir no necesito decirme quien soy.

|

Comentarios

Complicado, pero tranquilizador, yo creo que lo voy a tener que leer unas cuantas veces mas. Hacía falta que Carmen hablara al mundo, he tenido la suerte de conversar con ella, uf! tanta sabiduría!!
Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar